Logros

Atar el lazo, hacer el moño. Ni tan fuerte. Ni tan flojo. Que el traje esté prolijo y reluciente. Ya está mi princesa. Todo listo . ¡Mirá que bella estás!. Si hasta la sonrisa brilla tan fuerte como tu vestido!

El hada de los cuentos pasó por la biblioteca de la escuelita y nos trajo un regalo: Agostina. Todos los sábados, puntualmente, con alegría y con mucha responsabilidad nos ayuda con los libros. Gracias!

No te rindas que la vida es eso,

continuar el viaje,

perseguir tus sueños,

destrabar el tiempo,

correr los escombros y destapar el cielo. (frag. No te rindas, de Mario Benedetti).